Alrededor de la palabra “dieta” existen tantos mitos y comentarios que impiden que las personas en busca de una buena salud se acerquen con nutriólogos profesionales. Para comenzar a despejar dudas, vayamos al origen de la palabra.

Según la Real Academia Español, la palabra dieta proviene del latín “diaeta” que significa “régimen de la vida” o, en otras palabras, es el conjunto y cantidades de alimentos o mezclas de alimentos que habitualmente consumen las personas.

Una “dieta” no es una actividad que tenga que hacer las personas que buscan bajar de peso o estén enfermas. Existen muchas personas “sanas” o con un “peso normal” que también deberían llevar una dieta (un régimen alimenticio) que les permita combatir enfermedades que quizá no sepan que tienen: exceso de colesterol, diabetes, hipertensión arterial, entre otras.

Las personas deben recordar que “hacer dieta” no significa “dejar de consumir alimentos” sino comer correctamente en las cantidades correctas. Una buena dieta “se considera equilibrada si aporta los nutrientes y energía en cantidades tales que permiten mantener las funciones del organismo en un contexto de salud física y mental”.

Cabe recordar que existen varios de dietas, dependiendo del objetivo de cada personas (subir de peso, bajar de peso, ganas masa corporal, reducir azúcares, etc.). Algunos tipos de dietas son:

  • Dieta vegetariana
  • Dieta de reducción
  • Dieta hiposódica
  • Dietas bajas en grasas
  • Dietas protéicas
  • Dietas médicas, entre otras.

Si deseas que un profesional te brinde más información no dudes en comunicarte a Nutrición Avanzada Luis Rojas, un espacio donde te asesorarán de la mejor manera.

Recuerda que dieta no es NO comer, dieta SI es comer pero de manera equilibrada y bajo un objetivo.